FAIL (the browser should render some flash content, not this).

Sangrado rectal PDF Imprimir Correo electrónico

 

¿Qué es sangrado rectal?


El intestino grueso, también conocido como el intestino o colon, llega hasta el recto. El ano es la extremidad del recto. El ano es la apertura donde salen las evacuaciones intestinales de su cuerpo. Con sangrado rectal, podría haber sangre en recto y usted podría estar sangrado por el ano.

El sangrado rectal podría ser agudo (de corta duración) o crónico (de larga duración). Con sangrado rectal, usted podría perder una pequeña, o gran cantidad de sangre, y el sangrado podría ser lento o rápido. Si usted esta teniendo una hemorragia (sangrado fuerte que no desaparece), sangrado rectal podría ser de peligro mortal. Proveer tratamiento a la causa de su sangrado rectal podría ayudar a prevenir serios problemas de salud. Tan pronto los médicos aprenden la causa de su sangrado, se podrían realizar tratamientos o procedimientos para suspenderlo. Signos y síntomas causados por el sangrado rectal como dolor o mareos, podrían disminuir o desaparecer tan pronto culmine el sangrado.

 

¿Cuáles son las causas de sangrado rectal?

Las hemorroides pueden causar sangrado rectal. Las hemorroides son vasos sanguíneos inflamados que se sobresalen de su recto o ano. Las fisuras anales (desgarres en el tejido dentro de su ano) también podrían causar sangrado rectal. Usted podría tener sangrado rectal si tiene una enfermedad en su colon como colitis o diverticulitis. Usted también podría tener sangrado rectal debido a crecimientos como tumores o pólipos. Tratamientos para cáncer como radiación o cirugía, también podrían causar sangrado rectal.

 

¿Qué aumenta mi riesgo para sangrado rectal?

Mientras usted envejece, su riesgo para sangrado rectal es mayor. Lo siguiente aumenta su riesgo:

El uso de ciertos medicamentos como anticoágulantes o medicamentos para dolor. Los medicamentos para el dolor que aumentas su riesgo para sangrado rectal incluyen aspirina y fármacos antiinflamatorios no esteroideo (AINE).

Enfermedad hepática.

Problemas de larga duración en su colon como una enfermedad inflamatoria del intestino.

Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de sangrado rectal?

Si usted tiene sangrado rectal, usted podría notar sangre en el papel higiénico o en el inodoro, después de haber realizado una evacuación intestinal. Usted podría notar sangre oscura o rojo brillante en sus evacuaciones. También podría tener filtración de sangre de su ano. Los síntomas podrían incluir calambres o dolor en su recto, ano, o abdomen (estómago).

Si usted pierde una gran cantidad de sangre por su recto, podría ponerse hipovolémico. Esto significa que usted no tiene suficiente sangre en su cuerpo. Esto podría causar ritmos cardíacos y respiración acelerada. Usted podría estar confundido o mareado, o se podría desmayar. Su piel se podría sentir sudada o húmeda, y podría sentir sequedad en la boca. Es posible que usted orine muy poco, o no orine. Su piel y encías podrían estar pálidas (más claras) de lo usual.

 

¿Cómo se diagnostica el sangrado rectal?

Su médico lo va a examinar y va a buscar la causa de su sangrado. Podría revisar su recto colocando un dedo con guante dentro de su ano. Podría colectar una muestra de defecación, y examinarla para la presencia de sangre. Consulte con su médico sobre estas y otras pruebas que usted podrían necesitar:

Pruebas de sangre: Su médico podría colectar una muestra de sangre, y hacer un recuento de las células en su sangre. La sangre puede ser extraída de un vaso sanguíneo en su mano, brazo, o la parte interior de su codo. Es posible que su médico también revise su tipo de sangre.

Angiografía: Su médico podría usar angiografía para revisar los vasos sanguíneos en su cuerpo. Esta prueba podría enseñar crecimientos, daño a tejidos, o problemas con el flujo de sangre.

Colonoscopía: Para una colonoscopía, los médicos podrían usar un endoscopio (tubo largo con una luz en una de las extremidades) para mirar dentro de su colon. Una colonoscopia podría enseñar la localización del sangrado y su causa.

Tomografía computarizada: Esta prueba también se conoce como un TC escán. Una máquina de rayos X usa una computadora para tomar imágenes de los órganos y vasos sanguíneos de su abdomen. Su médico podría usar el TC escán para buscar los problemas que podrían estar causando su sangrado. Usted podría recibir un tinte antes de tomarse las imágenes. El tinte se podría administrar a través de un tubo intravenoso (IV), que es un conducto colocado en su vena. El tinte podría ayudar que sus médicos puedan ver las imágenes mejor. Personas alérgicas al yodo o a los mariscos (cangrejo, langosta, o camarones) podrían ser alérgicos a este tinte. Informe a los médicos si usted es alérgico a los mariscos o a los tintes.

Gammagrafía radionúclida: Se podría usar una gammagrafía radionúclida para buscar sangrado en sus intestinos. Antes de tomar las imágenes, se coloca un químico trazador en su IV para enseñar las áreas donde hay sangrado.

 

¿Cómo se trata el sangrado rectal?

Usted podría necesitar un tubo intravenoso para administrarle líquidos. Se podría revisar la cantidad de oxígeno en su sangre con un oxímetro de pulso. Esto es un dispositivo pequeño que se sujeta a su dedo, oído, o dedo del pie. Dependiendo de la causa de su sangrado rectal, usted podría necesitar cualquiera de los siguientes tratamientos:

Transfusión de sangre: Si usted pierde demasiada sangre, podría necesitar una transfusión. Durante una transfusión de sangre, usted recibe sangre entera, o parte de la sangre a través de un IV. A algunas personas le preocupa contraer SIDA, hepatitis, o Virus del Nilo Occidental de una transfusión de sangre. El riesgo de ocurrir esto es muy raro. Los bancos de sangre examinan toda sangre para SIDA, hepatitis, y Virus del Nilo Occidental.

Endoscopía: Para una endoscopía, los médicos usan un endoscopio para mirar dentro de su tracto digestivo. Durante la endoscopia, se remueven tumores pequeños. Los médicos podrían administrar una inyección de medicamento en las áreas con sangrado, para reducir los vasos sanguíneos y suspender el sangrado. Se podrían usar calor, láser, o corrientes eléctricas para reparar tejidos y crear un coágulo de sangre. También se podrían usar abrazaderas o un pasador para suspender el sangrado.

Embolización: Si usted tiene una angiografía, podría necesitar una embolización. Con este tratamiento, se usan tapones para suspender el sangrado en los vasos sanguíneos.

 

Medicamento:

Medicamento vasoconstrictor: Este medicamento reduce el tamaño de sus vasos sanguíneos, y podría suspender sangrado.

Hierro: Es posible que usted necesite tomar hierro si pierde demasiada sangre. El hierro ayuda a su cuerpo a producir más glóbulos rojos.

Cirugía: Usted podría necesitar cirugía para remover las hemorroides. Si usted tiene un tumor, pólipo, o crecimiento en su colon o recto que esta causando el sangrado, podría necesitar cirugía para removerlos.

 

¿Cuáles son los riesgos de un sangrado rectal, la examinación, y tratamiento?

Usted podría ser alérgico al tinte usado en las pruebas y tener dificultad para respirar. El medicamento que se podría usar durante una endoscopía podría causar daño a sus riñones. Usted podría tener fiebre, dolor abdominal, o daño a los vasos sanguíneos después de una embolización. Después de cirugía para reparar una fisura anal, usted podría tener dificultad para realizar una evacuación intestinal. Aún con tratamiento, el sangrado rectal podría continuar, o podría desaparecer por cierto tiempo y regresar nuevamente.

Sin tratamiento, usted podría continuar teniendo dolor y otros síntomas. Usted podría tener confusión o desmayos al perder demasiada sangre. Usted podría desarrollar anemia. Esto ocurre cuando usted no tiene suficientes células en la sangre para cargar el oxígeno a su cuerpo. Si usted pierde demasiada sangre, podría necesitar una transfusión. Estos problemas podrían ser de peligro mortal. Consulte con su médico si tiene preguntas sobre sangrado rectal, o sobre su medicamento o cuidado.

 

Llame a su médico si:

  • Usted comienza a tener cambios en su evacuación intestinal como diarrea. Diarrea es cuando usted tiene evacuaciones intestinales frecuentes, sueltas, y acuosas.
  • Usted tiene calambres dolorosos en su abdomen o recto.
  • Usted esta orinando menos de lo usual.
  • Usted tiene una fiebre (temperatura de cuerpo aumentada).
  • Usted no puede controlar cuando va a tener una evacuación intestinal.
  • Su piel y encías están más pálidas (color claro) de lo usual, y usted se siente muy cansado.
  • Su piel se siente sudada o pegajosa (húmeda) sin ninguna razón.